Alternativas al lamento

Hay que reconocer que no es agradable que te cierren una puerta que creías abierta, te despidan o te hagan la vida imposible en la empresa donde trabajas. Aun así, rumiar y lamentarse de la “mala suerte” no sirve de nada a no ser que quieras provocar lástima, algo poco recomendable para iniciar un proceso de búsqueda de empleo. La suerte, aunque a veces parece que nos dé la espalda, la creas tú. Después de la decepción, recupera el ánimo y prepárate para iniciar otros proyectos y colaboraciones con personas que te valoren. Si, pese a todo, no te sientes capaz de cerrar inmediatamente una etapa que no te satisfacía, al menos mantén los ojos abiertos. Los indicios anteriores pueden ayudarte a cambiar de estrategia, de trabajo o incluso de vida.

como-enfocar-cambios-maria-angeles-chavarria

(extraído de Cómo enfocar los cambios: qué te mueve, de María Ángeles Chavarría)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: